ALITAS DE POLLO PICANTES AL HORNO

Horneadas y... crujientes al primer bocado? Estas alitas glaseadas con una mezcla de cacahuete y soja, son picantes y agridulces en su justa medida!

Estas alitas de pollo son arrebatadoras e ideales para compartir. Su sabor es excelente, y el horneado favorece su textura crujiente y melosa. El glaseado picante es lo suficientemente ligero para mantener la piel crujiente a la perfección y seducir a tus papilas gustativas.

Para 2 personas.

Ingredientes para el glaseado:

2 cucharadas de Aceite de Cacahuete Azada.
2 dientes de ajo machacados.
1 ½ cucharada de salsa Sriracha o picante.
1 ½ cucharadas de vinagre de arroz.
1 ½ cucharada de miel de flores.
2 cucharaditas de salsa de soja.

Ingredientes para las alitas:

Aceite de Cacahuete Azada
10 alitas de pollo.
Sal y pimienta recién molida para sazonar.
1 cucharada de semillas de sésamo.
Un puñado generoso de comino fresco, picado.
Gajos de lima.

Preparación:

Pre calentar el horno a 180º. Mezclar las alitas de pollo con un poco de Aceite de Cacahuete Azada y sazonar generosamente con sal y pimienta.

Colocar las alitas de pollo en una bandeja para horno con papel vegetal y asar en el horno durante 30-40 minutos aproximadamente, dándoles la vuelta a mitad de la cocción.

Mientras tanto, batir todos los ingredientes del glaseado en un recipiente grande y reservar. Una vez las alitas estén hechas, colocarlas con cuidado en el recipiente con el glaseado. Mezclar hasta que queden bien rebozadas. Usando la misma bandeja de horno, escurrir el exceso de líquido y poner otra hoja limpia de papel vegetal. Volver a colocar con cuidado las alitas y asar durante 10-15 minutos hasta que estén doradas y caramelizadas por los bordes.

Presentación: Colocarlas en una fuente grande para servir, esparcir por encima el cilantro fresco y las semillas de sésamo, y poner unos gajos de lima al lado.