CHULETA DE CERDO ASADA CON TOMILLO Y AJO

¿Una chuleta jugosa, asada a la sartén y untada con mantequilla aromática y ajo? El Aceite de Oliva y Ajo Azada y el tomillo hacen maravillas en cualquier carne, y este será el plato reconfortante perfecto que necesitarás después de un día ajetreado! Es la clase de receta que siempre querrás tener a mano en la puerta del frigorífico.
Sólo recuerda hacerte con las chuletas de cerdo más gruesas que puedas encontrar en tu carnicería!

Para 2 personas 
Ingredientes:

2 cucharadas de Aceite de Oliva y Ajo Azada.
1 cucharadita de sal.
2 cucharaditas de azúcar.
1/2 cucharadita de bayas de enebro.
1/4 cucharadita de granos de pimienta negra recién molida.
Un generoso puñado de ramitas de tomillo.
4 chuletas de cerdo de 2-3 cm. de grosor.
1 cucharada de aceite de oliva.
3 cucharadas de mantequilla sin sal.
Sal marina en escamas para condimentar.

Preparación:

Hervir 750 ml de agua en una olla mediana.

Una vez rompa a hervir, añadir la sal, azúcar, bayas de enebro, granos de pimienta y unas ramitas de tomillo. Remover cuidadosamente para disolver la sal y el azúcar.

Traspasar a un recipiente mediano y cubrir con cubitos de hielo. Remover hasta que la solución esté fría. Añadir las chuletas de cerdo, tapar y enfriar durante al menos 12 horas o durante la noche.

Precalentar el horno a 240°C.

Retirar las chuletas de la solución y secarlas con una toallita de papel. Calentar el aceite de oliva a fuego medio-alto en una sartén grande de hierro. Cocinar las chuletas unos 4 minutos a cada lado hasta que empiecen a dorarse. Continuar dando la vuelta a las chuletas cada 2 minutos hasta que ambos lados estén bien dorados, lo cual llevará unos 8 minutos.

Luego, trasladar la sartén al horno y asar las chuletas, volteando de nuevo cada 2 minutos. Continuar por otros 8 minutos.

Escurrir con cuidado el exceso de grasa de la sartén y ponerla a fuego medio. Añadir la mantequilla, el Aceite de Oliva y Ajo Azada y el resto de las ramitas de tomillo; cocinar hasta que la mantequilla esté espumosa y dejar macerar las chuletas durante unos 2 minutos.

Colocar las chuletas de cerdo en una rejilla y dejarlas reposar, girándolas a menudo para asegurar que los jugos se distribuyan uniformemente, durante 10 minutos. Cuando estén listas espolvorear con sal marina y disfrutar!