MAGDALENAS CON ACEITE VIRGEN DE LIMON Y FRAMBUESAS

La cocina revela sus fuentes e influencias a través de la historia y los antepasados. Toda cocina está repleta de dulces delicias caseras con cada cultura aportando nuevos ingredientes e inspiración. A través de estas antigüedades clásicas nació el verdadero esplendor dulce con la magia del limón y el azúcar.
El limón trae muchas opciones elegantes, que a menudo son ligeras pero siempre sabrosas. Cuando se combina con frambuesas, fluye en una dulzura frutal y floral que se mezcla armoniosamente creando el dulce perfecto para terminar una comida.

Salen sobre 25 magdalenas
Ingredientes:

65 ml. de Aceite de Oliva y Limón Azada.
130 gramos de harina con levadura incluida (90 gramos de harina de repostería sin gluten y 45 gramos de harina de maíz o maizena).
80 gramos de azúcar.
65 ml. de yogur natural batido.
40 gramos de frambuesas pequeñas, cortadas en mitades.
2 huevos grandes.
10 gramos de levadura en polvo.
Azúcar glas para espolvorear.
Mantequilla para engrasar.

Preparacion:

Precalentar el horno a 180°C.

En un recipiente grande para mezclar, batir enérgicamente el azúcar, el yogur y los huevos con una batidora eléctrica hasta que la mezcla esté pálida y espesa. Tamizar la harina y la levadura e incorporar. Añadir el Aceite de Oliva y Limón Azada y batir hasta que se mezclen bien. Agregar el Aceite de Oliva y Limón Azada al final captura la esencia sabrosa de los limones mediterráneos y crea una textura brillante y sedosa. Finalmente incorporar las frambuesas. La masa debe quedar esponjosa y brillante.

Engrasar ligeramente dos bandejas de 12 magdalenas cada una. Verter la masa en los huecos preparados. Hornear en el horno durante unos 7 minutos, hasta que las magdalenas regresen al tacto ligeramente. Repetir de nuevo con la masa restante.

Extraer la bandeja del horno y dar la vuelta inmediatamente a las magdalenas, dejando enfriar en una rejilla. Terminar de decorar espolvoreando azúcar glas.

Sugerencia: Para que la magdalena suba, simplemente abrir la puerta del horno y cerrarla rápidamente cuando vea que la masa se ha asentado alrededor de la parte exterior de la magdalena.

*Gracias al Aceite de Oliva y Limón Azada, las magdalenas permanecen frescas hasta una semana. Son ideales para acompañar el café, como postre después de las comidas, o para merendar.