ROLLOS DE QUESO CURADO CON MERMELADA DE MANZANA A LA SIDRA Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

Hay quienes se preguntan si deberíamos cocinar con los maravillosos quesos que se han ido elaborando con métodos milenarios. Mi respuesta para ellos es que si. El sabor untuoso resulta espectacular cuando envolvemos el hojaldre con jamón serrano y manzanas dulces, y rociamos con Aceite de Oliva Virgen Extra Azada, producido en la región. Y es que cuando se utilizan ingredientes de calidad, se obtiene un resultado memorable y celestial.
Esta receta nos traslada con glamour a las meriendas de nuestra infancia, integrando lo suave y ácido con lo dulce y salado. Para conseguir una comida ligera y compensar su consistencia, el acompañamiento perfecto sería una ensalada de canónigos. Viviendo en España, prefiero usar un queso de oveja bien curado, equilibrado con la dulzura de la mermelada de manzana a la sidra, y regado todo ello por un Aceite de Oliva Virgen Extra Azada de la más alta calidad.

Para 12 rollos.
Ingredientes:

2 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra Azada.
1 masa de hojaldre, para enrollar (puede ser sin gluten o sin lácteos).
300 gramos de acelgas, bien escurridas.
260 gramos de mermelada de manzana a la sidra.
150 gramos de jamón serrano en lonchas. 
150 gramos de queso de oveja rallado (manchego).
6 tomates cherry o de pera, partidos por la mitad.
Parmesano para espolvorear.
Sal marina y pimienta negra para sazonar.

Preparación:

Pre calentar el horno a 180ºC.

Engrasar ligeramente un molde con huecos para 12 muffins y forrar con pequeñas hojas de papel vegetal, elevándolas por los lados.

Extender la mermelada de manzana a la sidra sobre la masa, dejando un borde de 1.5 cm. en el lateral que queda más lejos de nosotros y reservar. Presionar las acelgas con papeles de cocina para eliminar cualquier exceso de agua. Doblar las hojas de acelga por la mitad y cortar los tallos. Colocar las acelgas, sin tallos, una encima de la otra y cortar en tiras largas y finas. Extender la mermelada por encima, luego las lonchas de jamón y para acabar el queso curado. Pintar el borde con un poco de agua templada.

Comenzando desde el lateral más cercano a nosotros, enrollar la masa en dirección contraria, ajustándolo bien mientras enrollamos. Usando un cuchillo afilado, cortar el rollo en 12 partes iguales y colocarlos con el corte hacia arriba en el molde para muffins ya preparado. Pintar con Aceite de Oliva Virgen Extra Azada y poner una mitad de tomate en cada rollo. Cubrir con una generosa cantidad de parmesano y sazonar con sal y pimienta.

Hornear durante 25-30 minutos aproximadamente, hasta que aumenten de tamaño y adquieran un bonito tono dorado. Comerlos templados.