TORTITAS DE PISTACHO CON CREMA DULCE DE MASCARPONE DE PISTACHO

El pistacho es un fruto seco versátil; es el sabor de los helados y postres mas populares, y es perfecto cuando se sirve salado o como un pesto. Los chefs usan pistachos tanto en sus postres como en platos salados, ya que los pistachos destacan por sus grandes cualidades: son más bajos en calorías que otros frutos secos, y ricos en fibra, vitaminas y proteínas.
Azada ha creado un aceite suave y dulce con delicados matices amargos y un sabor redondo, perfecto para aliñar ensaladas, verduras asadas y mucho más.

 


 

Para 2 personas.
Ingredientes:

2 ½ cucharadas de Aceite Virgen de Pistacho Azada + 2 cucharadas extra.
100 ml de leche semidesnatada.
100 gramos de harina de trigo (o preparado de repostería sin gluten o maicena).
25 gramos de azúcar + 20 gramos extra.
Un pellizco de sal marina.
1 huevo grande (L).
15 gramos de levadura química.
125 gramos de queso mascarpone.
Un poco de mantequilla para freír.
Virutas de coco para adornar.

Preparación:

En un recipiente mezclar bien la leche, la harina, la sal, la levadura, el huevo, 25 gramos de azúcar y 2 ½ cucharadas de Aceite Virgen de Pistacho Azada, hasta conseguir una masa suave y espesa.

En un recipiente aparte, mezclar bien el queso mascarpone, el azúcar adicional y el Aceite Virgen de Pistacho Azada extra, y dejar enfriar en la nevera.

A continuación calentar una mini sartén a fuego medio, añadir un poco de mantequilla, y una vez fundida verter cucharadas colmadas de la masa en la sartén y cocer de 1 a 2 minutos, o hasta que los bordes empiecen a subir y se empiecen a formar pequeñas burbujas en la superficie.

Voltear cuidadosamente la tortita con una espátula y cocinar por un minuto más, o hasta que la tortita esté ligeramente dorada y esponjosa al tacto.

Colocar la tortita en un plato. Retirar la crema de pistacho del frigorífico y cubrir las tortitas con ella. Dar el toque final espolvoreando por encima coco rallado.