SOPA DE MAIZ DULCE Y PIPAS DE CALABAZA

Esta sopa es nutritiva y versátil. Es muy sabrosa y ligera, y es la sopa perfecta para tomar en los días más fríos. Elaborada con maíz, cocinada lentamente a fuego lento en un caldo cremoso, y creando sabores únicos y vivaces, cálidos y dulces.
La dulzura natural del maíz da lugar a unas cucharadas fascinantes, que se equilibran perfectamente con las chalotas tiernas y el Aceite de pipas de calabaza. Esta sopa es más que capaz de resistir sabores ahumados como el del salmón, mezclando salado y dulce. Es una opción deliciosa para los que les gusta el ying y el yang.

Para 2 personas.
Ingredientes:

2 cucharadas de Aceite de Pipas de Calabaza Azada.
2 mazorcas de maíz (aprox. 200 gramos).
2 chalotas grandes, picadas finamente.
200 ml. de leche entera.
200 ml. de caldo de verduras.
2-3 hojas de laurel.
200 gramos de salmón ahumado / ventresca de atún.
Sal marina y pimienta negra recién molida.
Un generoso puñado de perejil fresco de hoja plana.

Preparación:

Ablandar las chalotas en el Aceite de Pipas de Calabaza Azada a fuego moderado, en una cacerola grande y pesada. Remover con frecuencia para que las chalotas no adquieran color (si se ponen doradas, amargan). Mientras tanto, quitar las hojas e hilos fibrosos de las mazorcas de maíz, y retirar los granos, sosteniendo la mazorca en posición vertical sobre una tabla de cortar, y luego cortando con un cuchillo grande y afilado. (Descartar los del centro, ya que son duros y amargos). 

Saltear el maíz con las chalotas y luego verter la leche y el caldo de verduras. Añadir las hojas de laurel y sazonar con sal marina y pimienta negra recién molida. Dejar que hierva y luego reducir el fuego, hasta que el maíz dulce esté tierno. 

Sumergir las piezas de pescado y dejar cocer a fuego lento durante 5 minutos, cubriendo parcialmente con una tapa. Una vez hecho, sacar el pescado y mantenerlo caliente.  

Retirar las hojas de laurel y añadir un puñado generoso de perejil al maíz dulce. Integrar la mezcla de maíz dulce en el puré, y verter en cuencos poco profundos. Colocar las piezas de pescado encima de cada plato y consumir inmediatamente.

Sugerencia: Lo mejor de esta receta es su simplicidad y versatilidad, si no puedes encontrar ninguna mazorca de maíz puedes usar maíz dulce congelado o en conserva.